A mi amigo Aurelio Pérez

ADIOS A UNO DE LOS GRANDES MAESTROS DE LA CETRERÍA ESPAÑOLA

Por Manuel Diego Pareja-Obregón de los Reyes

Aquella extraordinaria escuadra de escuderos de la cetrería española, del doctor Félix Rodríguez de la Fuente, al frente de su mejor espada el maestro italiano, Fulco Tosti, y entre los que destacaban, Bernardo Gómez, Jesús Brizuela, Fernando López Herencia, Jesús Rero, Mauricio López Robert y Ernesto Junco, a padecido una baja entre sus filas. Aurelio Pérez, el naturalista, el señor de las águilas, el amigo de todos, para desgracia de nuestro deporte, nos ha dejado definitivamente.

Tuve el placer y el enorme privilegio de considerarme su amigo y puedo afirmar con orgullo, que fui participe de su rescate para la cetrería.

Cacé perdices con Aurelio en tierras Albaceteñas, compartí charlas y conferencias por media geografía española, y disfrute en multitud de ocasiones, de esa sabiduría innata que poseía desde niño sobre la naturaleza que le rodeaba.

En el año 1994, le obsequié con un merecido homenaje durante la celebración del “VI Sky Trial de España”, en Ecija, donde de la mano de Joaquín Araujo, se le hizo entrega en nombre de todos los cetreros españoles, de un acróstico que diseñe una mañana intentando plasmar en veinte líneas sus muchas virtudes e infinitas experiencias vividas, tarea del todo imposible.

En la Virgen del Camino, en la provincia de León, con la sencillez y la humildad que le caracterizaba, nos propuso una noche a un grupo de amigos, que nomináramos a alguien como “Embajador de la Cetrería Española”. Me quedé mirándolo y le dije…Aurelio en esta mesa redonda donde nos encontramos compartiendo unas cervezas y vinos, solo hay un Lancelot que pueda representarnos. Aurelio se puso en pie y de la misma forma y ademanes, que el más noble de los caballeros del Rey Arturo, desestimo semejante privilegio, no sin agradecérnoslo previamente.

La última vez que hable con el veterano maestro fue un par de semanas antes de su muerte. Lo llamé para darle mi enhorabuena por la publicación de su libro “El Naturalista”., le di las gracias y le dije, Aurelio, espero que este año tengamos ocasión de vernos, contestándome con voz pausada,…. ¡eso espero Diego, eso espero!.

Esta entrada fue publicada en VIAJE A MEXICO. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A mi amigo Aurelio Pérez

  1. Alberto dice:

    Emocionante escrito.
    Aquí le dejo un enlace a un homenaje “virtual” que realicé en 2011 dedicado a la memoria de Aurelio Pérez.
    http://aurelioperezmaestrocetrero.blogspot.com.es/
    Un abrazo, espero que le guste.

  2. Olga Ayuso dice:

    Muy emotivo. Precioso!! Yo, de niña, fuí vecina de Aurelio. Siempre me ponia muy contenta cuando le veia llegar de sus viajes. Siempre con una sonrisa y con muy buenas palabras y modales. Yo le apreciaba un montón. Un beso Aurelio, estés donde estés!! Bueno…..seguro que está, donde anidan las águilas…….. Un abrazo a la familia también,